Brasilia, esa capital

La capital brasileña a diferencia de las grandes capitales del mundo, fue totalmente planificada para ser el centro político y económico del país. Diseñada bajo el concepto modernista hizo realidad hacia la década del 60 el anhelo que había comenzado dos décadas antes. Así, el súper proyecto de Lucio Costa y Oscar Niemeyer, se patentizó junto a las obras de arte de célebres artistas de la época que con esculturas, murales y pinturas engalanaron los edificios públicos y plazas.

740709628_0e3e1498ee

Tiene un talante futurista, funcional, donde todo está dispuesto en su justa medida. Con forma de avión o pájaro, destaca los edificios espejados, los espacios verdes -100 m2 por habitante-, la laguna y las fuentes, y el orden, a pesar de ser una gran urbe. El viajero notará que Brasilia no se parece al resto de Brasil, sin embargo lleva su sello con la grandiosidad que caracteriza a ese país. Continuar leyendo…