Los mejores lagos de Europa

Bañarse no es sinónimo de grandes aguas. Solemos pensar que para disfrutar de un buen baño hay que ir a la playa, y olvidamos que los lagos son perfectos para darse un buen chapuzón.

Lago Plitvice

Los lagos de Plitvice están dentro del Parque Nacional de Plitvice, el Parque Nacional más grande de Croacia y el más antiguo del Sur de Europa. Recibe cada año una media de 900.000 visitantes por su espectacular belleza.

Lago Ohrid

El Lago Ohrid se encuentra en la frontera entre Macedonia y Albania y fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979. Está en las montañas de los Balcanes y destaca por la curiosa flora y fauna que habitan en él, en muchos casos, especies endémicas. Las ciudades más importantes son Ohrid y Struga, en la parte Macedonia y Pogradec, en la albanesa.

Lago de Como

Situado en la Lombardía, es uno de los lagos más profundos de Europa y se dice que fue el paisaje de fondo del cuadro de la Mona Lisa. Se han rodado también bastantes películas, como James Bond Casino Royale (2006) o Ocean’s Twelve (2004).

Excusa perfecta para irse de compras por Milán, la ciudad de la moda, y visitar la catedral gótica de Milán, con 157 metros de largo y con capacidad para albergar 40.000 personas en su interior.

Lago Bled

El Lago Bled se encuentra en los Alpes Julianes, en el norte de Eslovenia y a sólo 55 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Ljubjana. Es especialmente conocido por los aficionados al remo y por sus buenas condiciones para hacer deporte. En el 1966, 1979 y 1989, fue elegido para la celebración del Campeonato Mundial de remo y este año ha vuelto a serlo.

Lago de Garda

El Lago de Garda se reparte entre tres regiones, el Trentino, Lombardía y Véneto y con 370km2 representa el mayor lago italiano. Tiene un clima mediterráneo y suave, lo que hace de este un destino turístico muy concurrido. Aprovecha para visitar el Gardaland, uno de los parques de atracciones más populares de Europa.

Lago de Constanza

El lago de Constanza baña tres países: Alemania, Austria y Suiza. El río Rin atraviesa el Lago, que tiene una población de más de 2 millones de habitantes a sus alrededores. Una de sus atracciones principales es la isla de Mainau, y que debido a su microclima mediterráneo y temperatura, es conocida como “el paraíso de las flores”. Además de turistas, la visitan cada año miles de aves.